MOOCs: ¿moda o innovación disruptiva?

Conferencia impartida por el profesor Dr. Miguel Santamaría Lancho (UNED), el 10 de marzo de 2014, dentro del curso ESENRED

En la conferencia se pretende dar respuesta a algunas de las preguntas que todos nos hacemos ¿Qué hay de nuevo y de viejo en los MOOCs? ¿Por qué todas las instituciones de Educación Superior están tomando postura ante este fenómeno? ¿Por qué un profesor da cursos gratis? ¿Quiénes son los usuarios de los MOOC? ¿Realmente es preocupante que solo el 5% de los que se inscriben en un MOOC lo terminen? ¿Por qué y para qué se inscriben las personas en un MOOC? ¿Cómo van a convivir los MOOCs con la Formación Reglada? ¿Acabarán con la Formación Permanente? ¿Y del negocio qué? ¿Hay un modelo de negocio? ¿Cómo medir la calidad de un MOOC?

25 pensamientos en “MOOCs: ¿moda o innovación disruptiva?

  1. Valorar un MOOC a partir del número de matriculas y de la cantidad de alumnos que finalizan los cursos, no es lo más acertado. Hay muchas personas que se inscriben en un MOOC en cursos en los que ya están familiarizados con el tema que se rata en el mismo, y es porque quieren a lo mejor certificar sus habilidades, o ponerse a prueba o estudiar una parte muy específica del programa.
    Al ser el MOOC un sistema de aprendizaje emergente donde a veces la matrícula es informal y no vinculante, el aprendizaje se realiza de forma asíncrona y los solicitantes pueden ser de distinto países de todo el mundo con patrones de aprendizaje e intenciones bien distintas…. Y es ahí donde se encuentra el quid de la cuestión. Las mediciones deben respetar estos nuevos modelos y las verdaderas intenciones del alumnado.

    • Valorar un MOOC por la cantidad de estudiantes inscritos y por la cantidad de estudiantes que ha finalizado no sería lo ideal. Los MOOCS presentan en su estructura características, requisitos que los hacen interesantes para comunidades de estudiantes de todo el mundo que buscan obtener conocimientos para complementar su formación, desde la comodidad de su casa, pais, trabajo, gratuitos o pagos, que son evaluados al finalizar cada unidad o al finalizar el curso. Sin embargo, se presenta un alto porcentaje que no finaliza y creo que por diferentes motivos: horario (video conferencias a horas prefijadas)entrega de trabajos,participaciones en foro, chat, twitter… que requiere responsabilidad, tiempo, dedicación, investigación, que algunos no lo pueden cumplir, es decir, cuando observan la complejidad de los mismos prefieren retirarse.

  2. En esta dirección podemos leer un manifiesto MOOCs (Fernado Trujillo:
    http://www.educacontic.es/blog/manifiesto-mooc
    Al igual que Miguel Santamaría nos decía en su conferencia, lo más importante es el aprendizaje, es el punto central de cualquier curso, MOOCs, E-learning…
    En los puntos que trata este manifiesto me parece muy interesante la idea que no exista un MOOCs estándar, varían en su diseño pero también en la acción que generan, lo que lleva a considerar el aprendizaje cooperativo como el más interesante, no el único, también se puede tratar de una experiencia individual. Eso sí, cuanta más conversación exista, mayor es el aprendizaje.
    ¿Os parece que es una forma válida de medir la “eficacia” de un MOOCs, medir la participación de los participantes?

    • Como apuntan otras personas en los comentarios, parece poco adecuado medir el “éxito” por el número de alumnos. Creo que uno de los problemas para evaluar de algún modo los MOOC es que el contexto institucional tampoco ofrece otros criterios cualitativamente más interesantes. La configuración de la educación superior nos lleva hacia el uso indicadores que nos alejan de la evaluación del proceso y del impacto y nos acercan sólo hacia resultados “objetivables”, en los cuales el ratio coste/alumn@s se está llevando el gato al agua. La creación de sinergias (redes de trabajo colaborativo) y otras cuestiones (¿impacto en redes sociales tipo twitter?) podrían ser elementos de formas de evaluación menos restrictivas.

    • Muy cierto y así lo concibo yo, lo más relevante de los MOOCS, es el conocimiento que este nos deja, el aprendiaje, ese aporte de la experiencia de cada uno de estos profesionales que planfican y expresan los diferentes temas con propiedad, dominio, con pasión, con ahinco y que además están respaldados por universidades reconocidas. Con respecto a si es válida la forma de medir la eficacia a través de la participación de los estudiantes,podría ser una forma pero no la única.

  3. Existe un manifiesto MOOCs (Fernando Trujillo):
    http://www.educacontic.es/blog/manifiesto-mooc
    Al igual que Miguel Santamaría en su conferencia, considera el aprendizaje como el centro de todo el proceso.
    Además es interesante para mí la idea que no hay un MOOC estándar, se diferencia en su diseño pero también en la acción que generan. Esta idea lleva a considerar el aprendizaje cooperativo como el más interesante, aunque no el único, también se puede aprender en un MOOC desde una experiencia individual. Eso sí, cuanta más conversación exista, mayor es el aprendizaje.
    ¿Qué opinais? ¿Podemos medir el “éxito” de un MOOC por la participación de los “alumnos”?

  4. Creo que la tasa de éxito no debe de medirse en cuántos empiezan y de ellos cuántos acaban. Este manera de medir no creo que sea cualitativa, aunque se utilice incluso en la enseñanza presencial, en muchos casos, pervirtiendo el sistema al intentar “facilitar” el aprobado con tal de aumentar el éxito del programa. Es obvio que las características de los MOOC producen que sea bastante inferior el número de alumnos que lo finalicen, el desánimo, o la asincronía como ha indicado Natalia Z. son un problema. También es verdad que algunas empresas están aprovechando el tirón para hacer negocio y presentar MOOC de poca calidad, que disfrazan y maquillan con profesores que supusetamente colaborarán o que te abrirán puertas para el futuro…(también sucede eso en los presenciales). Creo que los inicios están siendo titubeantes y dependen, en parte, de la actitud que tomen las universidades con ellos o cómo los usen, para que tengan un buen fin

  5. Hola compañeros;

    Aunque mi experiencia con el MOOC es limitada, creo que ofrece unas posibilidades increíbles.
    “A casi dos años de que universidades como Stanford, Harvard o el MIT sorprendieron con el anuncio de la apertura de cursos abiertos masivos en línea de forma gratuita (MOOC por sus siglas en inglés), la idea se ha propagado con interés y entusiasmo entre instituciones de educación superior alrededor del mundo”.
    Si esto sigue así, las universidades se convertirán (es una opinión) en enormes repositorios de cursos online. Aunque no pretendo ser apocalíptico, la gestión de estos MOOC debería estar orientado a impulsar la visibilidad de los centros de conocimiento, “esto y más es lo que te ofrecemos”, podría ser una eslogan. Parece como si el MOOC fuese la piedra roseta de la postmodernidad.
    Frentes a esta afirmación:
    “Los MOOC suponen un rompimiento del paradigma educativo actual, no sólo en el aspecto tecnológico, sino en la construcción de nuevas vías para dirigir educación de calidad hacia grupos de personas que por barreras económicas o espacio-temporales carecen de acceso a la educación institucional de calidad”…
    Tal vez, con este método….está siendo la universidad ¿más universidad que nunca ?
    Saludos

  6. Esta claro que no debemos valorar un MOOC a partir de los datos de alumnos que lo finalizan pero sí nos debería hacer pensar por qué sucede. Actualmente muchos alumnos que nos matriculamos en ellos no sabemos con que nos vamos a encontrar. Como dice mi compañera “sesanca” puede resultar interesante como universidades de prestigio ofrecen cursos de estas características. En mi opinión, conforme pasen los años y nos vayamos familiarizando con los MOOC podremos maximizar sus ventajas: recibir educación de calidad sin coste, contacto con otros colegas de otros países…en definitiva poder enriquecer nuestro aprendizaje de manera innovadora y de calidad.
    Saludos!

  7. Creo que el de los MOOC es todo un mundo abierto al futuro. Quería compartir con vosotros un artículo que me ha parecido muy interesante. El autor es Fernando Trujillo, autor al que también se refería Eva Montilla en su comentario. El título de su trabajo: “¿MOOCificar la enseñanza o expandir los MOOC? Estrategias de futuro para aprendizajes visibles e invisibles”. Podéis encontrarlo en la siguiente dirección: http://scopeo.usal.es/moocificar-la-ensenanza-o-expandir-los-mooc-estrategias-de-futuro-para-aprendizajes-visibles-e-invisibles/
    En él se plantea,una vez constatada la tendencia al alza de los MOOC y las posibles explicaciones de su ascenso, cuáles podrían ser nuestras estrategias para afrontar el futuro inmediato de tal manera que esta tendencia sea un motor que genere aprendizaje, visible e invisible, en contextos formales e informales.
    Espero que os resulte tan interesante y motivador como a mí.

  8. ¿Qué hay de nuevo y de viejo en los MOOCs?
    ¿Por qué todas las instituciones de Educación Superior están tomando postura ante este fenómeno?
    Me parece porque tienen que diferenciarse en el mercado a fin de poder coberturar mayor parte del mercado,por otra medida la apertura mayor de los mercados globales y la gran demanda de educación que existe en los mercados y os altos costos de als universidades formales.

    ¿Por qué un profesor da cursos gratis?
    Pienso que es un costo de oportunidad, dado que el costo de un curso es por ejemplo, 300 Euros pero el reconocimiento mundial y el impacto de la imagen es aproximadamente 10000 Euros por Euro invertido,es rentable ¿verdad?
    ¿Quiénes son los usuarios de los MOOC?
    En su mayoría son estudiantes que no tienen tiempo, estudios, recursos y otras discapacidades funcionales que están interesados en formarse a un costo muy bajo.

    ¿Realmente es preocupante que solo el 5% de los que se inscriben en un MOOC lo terminen?
    Si,esto no lo sabía pero de ser así existe un problema y supongo que es la poca personalización de los docentes, dado que es impersonal además otro problema que existe es que son masivos y no hay una adecuada calificación, sin embargo es una oportunidad que se pueda aprovechar porque el conocimiento es poder.
    ¿Por qué y para qué se inscriben las personas en un MOOC?
    ¿Cómo van a convivir los MOOCs con la Formación Reglada?

    ¿Acabarán con la Formación Permanente?
    No, la formación permanente es necesaria, dado que existen cursos que regularmente deben ser permanentes
    ¿Y del negocio qué?
    En todo negocio siempre los primeros años son muy difíciles y todos los servicios masivos tienen que apalancarse con publicidad, es por lo que realizan estos cursos y se financian con los diplomas, esto permite sufragar los costos básicos.
    ¿Hay un modelo de negocio?
    Claro, es un negocio, todo lo que representa una actividad y presenta costos tare o temprano buscará generar ganancias,ya que no siempre puede ser gratuito, se está tratando de captar potenciales clientes y romper con la tradicional educación.
    ¿Cómo medir la calidad de un MOOC?
    Pienso que las MOOC será basadas en función de su atención,de la calidad de los docentes y contenidos,de los costos accesibles,etc, todo esto va en un proceso evolutivo

  9. Dos opiniones sobre los MOOC :

    – Evaluación P2P : una de las más usadas para evaluar las tareas en un MOOC. Pero ¿que ocurre cuando los perfiles de los participantes son tan dispares que la evaluación realizada denota falta de conocimiento o criterio sobre el trabajo a evaluar?. Se puede solucionar haciendo que los MOOC no sean ‘tan abiertos’ como reza su denominación?

    – El negocio de los MOOC : En el pie de los certificados gratuitos y en los de pago emitidos por alguna plataforma de MOOCS figura el lema que indica . “Este documento ha sido emitido a favor del usuario registrado en Miríada X bajo el anterior nombre y apellidos, y no implica reconocimiento de que
    sea estudiante matriculado/a en la universidad responsable del curso en Miríada X. Tampoco se le están reconociendo créditos, ni concediendo títulos, grados o acreditaciones de ningún tipo por parte de dicha universidad.”
    ¿No parece un poco contradictorio? Ponemos los contenidos y el personal docente, pero no te reconocemos como estudiante de nuestra Universidad, eso si, te cobramos por decirtelo 🙂 Sirve el certificado como reconocmiento?

    Nos queda camino por recorrer, pero que suerte porder estar en el 🙂

    Un saludo a todos
    Carlos Parada

  10. Como apuntan otras personas en los comentarios, parece poco adecuado medir el “éxito” por el número de alumnos. Creo que uno de los problemas para evaluar de algún modo los MOOC es que el contexto institucional tampoco ofrece otros criterios cualitativamente más interesantes. La configuración de la educación superior nos lleva hacia el uso indicadores que nos alejan de la evaluación del proceso y del impacto y nos acercan sólo hacia resultados “objetivables”, en los cuales el ratio coste/alumn@s se está llevando el gato al agua. La creación de sinergias (redes de trabajo colaborativo) y otras cuestiones (¿impacto en redes sociales tipo twitter?) podrían ser elementos de formas de evaluación menos restrictivas.

  11. Tal como apuntan otras personas en los comentarios, parece poco adecuado medir el “éxito” por el número de alumnos. Creo que uno de los problemas para evaluar de algún modo los MOOC es que el contexto institucional tampoco ofrece otros criterios cualitativamente más interesantes. La configuración de la educación superior nos lleva hacia el uso indicadores que nos alejan de la evaluación del proceso y del impacto y nos acercan sólo hacia resultados “objetivables”, en los cuales el ratio coste/alumn@s se está llevando el gato al agua. La creación de sinergias (redes de trabajo colaborativo) y otras cuestiones (¿impacto en redes sociales tipo twitter?) podrían ser elementos de formas de evaluación menos restrictivas.

  12. Después de la charla de Miguel Santamaría he notado claramente el impacto mediático que tienen los MOOCs. En particular, en los últimos meses prestigiosas revistas como The New Yorker y Times han publicado artículos sobre la gran repercusión mediática que tienen los MOOCs frente a la poca repercusión académica que han conseguido:

    “A MOOC mystery: Where do online students go?” http://www.newyorker.com/online/blogs/newsdesk/2014/02/a-mooc-mystery-where-do-online-students-go.html

    “Spooky Mooc’ students shun Edge Hill academic credit”
    http://www.timeshighereducation.co.uk/news/spooky-mooc-students-shun-edge-hill-academic-credit/2011445.article

    Y parece que como reza el título de la presentación de Miguel Santamaría los MOOCs son por el momento una moda. Pero si quieres saber más visita nuestro blog esenredUV5.

  13. Me resultó sumamente interesante la visión de los MOOC que desarrolló Miguel Santamaría en la conferencia. A modo de listado, me gustaría destacar algunas de las ideas que expuso y me parecen interesantes para seguir pensando y analizando, y por qué no, intercambiar distintos pareceres:

    – Los MOOC tienen que ver más con la forma de aprender que de enseñar. Así, los MOOC son oportunidades para el aprendizaje, donde es posible acceder a las herramientas para aprender, pero lo fundamental está en la autogestión y la dedicación del estudiante para llegar a la meta.

    – La oferta de los MOOC se ampliará más como servicio público que como modelo de negocio en las universidades. Y podemos decir que los MOOC no terminarán con la formación reglada de pago, sino que se utilizarán como parte de la formación permanente (¿SPOC?)

    – El rol del profesor tutor es lo que “no hay” en un MOOC. Así, ofrecen servicios de acompañamiento, mentoría, pero no una tutoría “tradicional”.

    – No debemos preocuparnos porque un MOOC lo finalicen menos de un 10%, debemos ver a los MOOC como oportunidades para el aprendizaje y no como otras formas de escolarización que requieran asistencia obligatoria, como recursos de apoyo para cursos reglados.

    Para seguir reflexionando…

  14. Persistir en la formación de talento humano para una economía ya superada y no hacerlo en las nuevas capacidades, o de forma insuficiente, fomenta la crisis social, la del desempleo creciente y generalizado, hoy común en los países desarrollados que, inmersos en políticas económicas globalizadas, siempre en busca del máximo rendimiento de capital trasladan sus industrias a otras latitudes del planeta en las que, dadas las tipicidades de su propio desarrollo económico y las condiciones del mercado laboral, sumadas a otras ventajas competitivas, les resultan más rentables.

    Tal situación de desequilibrio se atribuye por lo general al sistema educativo, comenzando por las instituciones que en su conjunto conforman el nivel de la educación superior, en cuya cúspide está la Universidad, bien porque su paradigma sigue respondiendo al de la sociedad industrial y no ha asumido los cambios implícitos en la sociedad del conocimiento o está evolucionando lentamente. Lo cierto es que las tecnologías de la información y el conocimiento (TIC) están incidiendo profundamente en el sistema de educación superior. Por ejemplo, allí donde se han ido asimilando, la ratio entre profesor y estudiante en el proceso enseñanza-aprendizaje se amplía de forma exponencial gracias a la comunicación virtual, ubicua e instantánea entre docente y estudiante. El mejor ejemplo está en los Cursos en Línea Masivos y Abiertos (MOOC por su sigla en inglés), que afamadas universidades estadounidenses hace escasos diez años comenzaron a ofrecer de forma gratuita a través de sus plataformas tecnológicas y a cuyos cursos tienen acceso cientos de miles de estudiantes de todo el planeta y que las grandes corporaciones empresariales han decidido igualmente utilizar como medio para satisfacer, de forma directa y a la medida, las necesidades de formación de personal en las áreas deficitarias de la oferta universitaria. Todo lo anterior demostraría que, al menos, en cuanto a cobertura y productividad, el nuevo sistema puede ser más eficiente.

    Pero no se trata solo de cambiar unos medios por otros, pues, como bien lo define Fernando Albericio, director y fundador del primer Parque Científico de Barcelona, investigador y profesor de la Universidad de Barcelona, designado en abril de 2014, Rector Inaugural de la Universidad de Investigación de Tecnología Experimental Yachay (del Conocimiento), en Ecuador, es necesario cambiar también los objetivos de la educación si se quiere contribuir a cambiar la sociedad: “Con una educación integrada, vamos a enseñar a pensar y no a recordar, vamos a enseñar a razonar y no a repetir, vamos a enseñar a crear y no a copiar. La investigación, si me permite decirlo, es la única droga aceptada y como toda droga genera adicción, con la particularidad de que esa adicción es contagiosa”.

  15. Muy interesante el punto de vista de Santamaría en cuanto a los MOOC. Desde mi opinión personal, los MOOC son una oportunidad que se aprovecha sobre todo desde aquellos lugares alejados de los grandes centros de estudio y como tal deben ser percibidos. En mi experiencia personal, aprovecho muchas ofertas de éste tipo de cursos porque vivo geográfiucamente alejada de las ciudades grandes donde puedo estudiar gratuitamente. De otra forma, para seguir capacitándome debo contar con un capital importante de dinero…
    Por otro lado, creo que la forma de medir éxito o fracaso hay que analizarla con más detenimiento ya que hay muchos factores que influyen en la finalización o no de un curso, desde lo personal, no considero el ideal al planteado…
    Saludos,

  16. Hola;
    Echar un vistazo a esta noticia:
    La primera acción de esta agenda es una plataforma de MOOCs desplegada por el Ministerio para las universidades francesas y sus socios académicos internacionales. Esta decisión se realizó en junio 2013 y materializó en octubre 2013. Para conseguir este objetivo ambicioso, el Ministerio eligió una solución de código abierto, Open edX, y se apoyó en instituciones públicas para instalar y ejecutar la plataforma.
    http://www.emadridnet.org/seminario-emadrid-como-gestionar-moocs-en-una-universidad-o-pais/iniciativa-transformar-educacion-superior-francesa-a-traves-de-tecnologias-digitales

  17. Los MOOCS han sido en un primer momento una moda, pero sin duda son también un fenómeno revolucionario en educación superior. Herederos de los Open Curse Ware, surgen de la necesidad de abaratar y hacer accesible la educación superior a un mayor número de participantes, y se desarrollan gracias a los avances de internet que han favorecido la comunicación y colaboración. Después de 2 años de crecimiento espectacular de los MOOCS, los expertos señalan que estamos en un momento de observación del fenómeno y de evaluación de los medios, pero que sin duda los MOOCS formarán parte de la educación del futuro, buscando el equilibrio entre la sostenibilidad de los proyectos y el acceso universal a la formación.
    En Youtube podéis ver una serie de entrevistas que se hicieron en 2013 a expertos en MOOCS. Son entrevistas cortas, de unos 3 minutos en la que se les pregunta sobre su experiencia con los MOOCS, como ven su futuro y si los MOOCS implican negocio o aprendizaje. Os dejo un ejemplo
    https://www.youtube.com/watch?v=VhRMYi6NDVQ

  18. Los MOOC están evolucionando. Si bien al principio de su creación en el 2008, se dividían entre cMOOC y xMOOC, ahora están aumentando el número de siglas para referirnos a ellos y, lo que es más importante, bajo las mismas siglas aparece la voluntad de encontrar respuestas a las preguntas que algunos hacen desde que este fenómeno nació. Opino que un curso se considera masivo cuando tiene unos 20000 participantes, aunque hay unas tasas de finalizacion de un 13% normalmente.

  19. Muy relevantes los dos puntos de vista, tanto de el profesor Jordi Adell como del profesor Miguel Santamaría. Lo más impñortante para mí es el intento democratizador del conocimiento que implica la puesta en marcha de los MOOC. Quizá habría que poner más el foco en las necesidades de formación de las capas más vulnerables y con menor acceso al mercado de trabajo de la sociedad para el diseño de los mismos.

  20. El Doctor Santa María señaló que las características de los MOOCs, entre otros, su gratuidad o su no obligatoriedad, responden a su finalidad principal que es el aprendizaje, lo cual es muy válido. Sin embargo, en la realidad actual, el aprendizaje está vinculado directamente con el ámbito laboral. Entonces deben considerarse dos aspectos: 1. Cuanto tiempo inviertes en un MOOC, los nuevos conocimientos que adquieres y como te beneficia este aprendizaje, y, 2. como hacer valorar este aprendizaje en un ámbito laboral, lo cual normalmente se refleja a través de la obtención de un certificado. En este MOOCs y a su vez incentiva y genera beneficios directos al estudiante en un ámbito laboral.

  21. Vale resaltar, que el MOOC siguen desarrollandose y aun no han alcanzado la madurez, hay mucho camino por recorrer pueden no ser tan oficiales como el aprendizaje acreditado que ofrece la propia universidad. En conclusion, creo que la aparición del MOOC va a cambiar el futuro de la educación superior, es un paso mas hacia un modelo de formación, es cuestión de sentido común y de leyes evolutivas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *


¡IMPORTANTE! Responde a la pregunta: ¿Cuál es el valor de 7 11 ?